La vida sin limón no es vida
¿Por qué le ponemos limón a todo? Tacos, pozole, pescado… ¿arroz, pollo y a la taza de café? Te cuento porqué la vida sin limón no es vida
por qué nos gusta el limón
Limón. Foto de Pixabay.

El maíz es la base de nuestra alimentación, o al menos eso dicen casi todos los grandes antropólogos de la alimentación; pero igual y, pensándolo un poco, podemos encontrar un ingrediente que, de forma discreta, está presente en muchas de nuestras comidas -para algunas más que para otras-: el limón

No es que sea el ingrediente básico de muchos platillos -aunque sí que tenemos agua, nieve y pastel de limón, por ejemplo-. Pero aunque no sea la base, es una regla no escrita que casi todo lleva limón; y hay personas que realmente se emocionan con esta ácida fruta.

Los clásicos con limón

A ver, hay que pensar que algunos platos sí lo llevan de forma tradicional, como los tacos de pastor, los de carnitas, los de tripa o los de suadero, que como toque final al momento de servirlos, reciben siempre esas gotitas de limón que potencian el sabor, y ay de aquel que no acostumbre hacerlo, porque recibirá cuando menos, alguna mirada juiciosa.

tacos con limón
Tacos con limón. Foto de Los Muertos Crew en Pexels.

Lo mismo pasa con muchos platos de pescados y mariscos, donde este cítrico tampoco es parte oficial de la receta, pero nada más recibimos el plato en la mesa, procedemos a bañarlo con su buena dosis de limón. 

Descubre la serie ¿De dónde viene tu taco?

En mi casa me enseñaron, por ejemplo, que los filetitos de pescado se comen con mayonesa, Valentina y una generosa cantidad de jugo de limón; y el pozole va con orégano, cebolla picada, lechuga, rábano, chile y unas gotas de la famosa fruta para darle más sabor.

Y ni hablar del tequila, para el que se ha vuelto popular la mordida al limón después de beber el shot y así disfrazar el ardor que provoca este destilado.

ostras con limón
Ostras. Foto de Alina Skazka en Pexels.

Locos por el limón

Pero vaya, hasta ahí -y algunas cuantas cosas más- llega la regla, pues es raro que la gente no agregue limón a todas estas cosas; pero a lo largo de mi vida he podido descubrir que, si bien a los mexicanos nos encanta utilizarlo, hay más de uno -muchísimos, en realidad- que están verdaderamente locos por el limón.

Recuerdo bien la primera vez que comí en la casa de mi exnovia, y la sorpresa que me lleve cuando le agregó limón al arroz… ¿qué clase de retorcida mente pensó “¿Y si le pongo limón a mi arroz? Seguro sabe bien”. Sin embargo, y para mi asombro, funciona.

Hay quienes le ponen limón al pollo, en milanesa, rostizado o a la plancha; otros, a las tostadas de guisado; algún otro acompaña el huevo, en cualquier presentación, con un toque de este ingrediente; e incluso hay quienes le ponen limón a su taza de café -de verdad, no lo estoy inventando- o a las quesadillas

arroz con limón
Arroz con limón. Foto de Annie Spratt en Unsplash.

¿Por qué nos gusta tanto?

En fin, en el mundo hay muchos locos, pero locos por el limón los hay de sobra en nuestro país. Y es que, de alguna forma que no aparece en los libros -al menos los que yo he leído-, los mexicanos fuimos adaptando nuestro paladar para amar tres cosas: lo picante, lo dulce y lo acidito. Y si, lo escribo así, con el diminutivo, porque así es como nos gusta, acidito.

Por eso nos encantan los dulces con chamoy, las micheladas, el tamarindo, los dorilocos y todos esos antojitos que nos hacen lanzar muecas por lo acidito, y si pican un poco, mejor.

limón
Limón. Foto de Lisa Fotios en Pexels.

Entonces no es realmente de extrañar que cuando nuestro plato no lleva algo ácido en la receta, optemos por acompañarlo con la fuente más confiable para este sabor: el limón. Pero vaya, tampoco exageres, ya que lo mires por donde lo mires, el huevo con jamón y la crema de queso no llevan limón.

Todos conocemos al loco del limón para el que la vida sin limón no es vida, y si no conoces a alguno, piénsalo un poquito, porque probablemente seas tú.

    Deja tu comentario

    También te puede interesar

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    Gastrónoma de profesión y sibarita empedernida por decisión. He escrito mis vivencias en torno a la comida en diferentes medios especializados de gastronomía por más de diez años y confieso que ¡me ha encantado!

    Sobre mi

    Redes Sociales

    CATEGORÍAS

    Nuevos Artículos

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    suscríbete

    ENVIADO Ops! Algo salió mal
    Edit Template

    Encuéntranos en Instagram

    es_MXSpanish