Arroz con leche: de boca en boca
¿Sabes de dónde viene el arroz con leche? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber, y un poco más.
Arroz con leche con mora azul. Foto de Ana Tavares en Unsplash
Arroz con leche con mora azul. Foto de Ana Tavares en Unsplash.

Para cada paladar hay una historia, sobre todo cuando se trata de platillos tan caseros como el arroz con leche, del que hay tantas recetas como personas que lo preparan, por eso nosotros queremos contarte las nuestras, para que se te antoje -o no- preparar tu propio postre de arroz con leche.

¿De dónde viene el arroz con leche?

Es cierto que el arroz con leche es un postre muy mexicano, pero en realidad tiene sus orígenes en otro lugar. Concretamente en España, donde también es un postre muy tradicional y popular. De hecho, el registro más antiguo que se tiene del arroz con leche en España es de 1607.

Pero aunque la receta mexicana es, por decirlo de algún modo, descendiente de la receta andaluza, hay muchos otros países donde se prepara, como en Filipinas, donde se prepara con leche de coco. 

De cualquier modo, hace mucho que el arroz con leche dejó de ser un postre internacional y se convirtió en una receta casera, es decir, ¿quién no tiene alguna historia, anécdota o recuerdo en compañía de este manjar? Si nos preguntan a nosotros de dónde viene el arroz con leche, cada uno te contará su propia versión. Aquí te dejamos las nuestras esperando que nos cuentes la tuya -si quieres-. 

El recuerdo de la abuela

Por: Paul Pérez

Sinceramente, al hablar de arroz con leche se viene a mi mente el que hacía mi abuela materna. Es inevitable pensar que el arroz con leche no forma parte de mi vida, desde pequeño tengo recuerdos de él. Específicamente en las vacaciones, cuando mi mamá nos llevaba al pueblo de la abuela en Guerrero.

Este arroz con leche era diferente, alguna que otra vez llegué a involucrarme cuando mi abuela lo hacía, digamos que ella era algo ortodoxa en aquella cocina típica de pueblo hecha de adobe con fogón de leña. Entre los ingredientes de su receta destaca el arroz, la leche entera (100% natural extraída de vacas locales), canela, uva pasa y piloncillo.

Este último ingrediente proporciona una variedad de cambios principalmente en el sabor; ya que al ocupar piloncillo, hace que el dulzor sea más ligero y que las notas caramelizadas y tostadas se hagan presentes en este postre. El color también refleja un cambio notable presentando un tono beige o café claro

Piloncillo. Foto de Widuri Putri en Unsplash
Piloncillo. Foto de Widuri Putri en Unsplash

Agradezco a mi abuela ahora de grande que cuidara un poco de nosotros al ocupar piloncillo como sustituto del azúcar, ya que considero que este cambio hace una diferencia enorme para los que gustan de cuidar su alimentación y disfrutar de un rico postre en esas épocas de frío. 

Al hablar de su método de elaboración este es sencillo, lavar el arroz con agua caliente y dejar hervir con la leche y canela, hasta estar en el punto de hervor; después colocar en fuego bajo; agregar el piloncillo y lo disolver con movimientos circulares dentro de la olla de barro (este movimiento hace que el arroz con leche cree una textura mielosa). Al final, colocar canela molida y uva pasa al gusto.

Entre mis memorias aún recuerdo cuando nos decía mi abuela “denle el tiempo para que se cocine y no me pregunten si ya está, si no, más tiempo va a tardar en estar listo”, y pues imagina, para un niño con antojo de postre media hora parece una eternidad.

Dulce trauma infantil

Por: Rodrigo Contreras

Así como se oye, mi historia con el arroz con leche está lejos de ser agradable. Si eres de estómago sensible mejor pásate a la siguiente, pero si quieres reirte un rato, aquí te comparto mi triste historia.

Antes, cuando era pequeño, era un gran fanático del arroz con leche, y en mi escuela vendían el mejor de todo el mundo, o al menos eso creía yo. Ya sabes, el típico arroz con leche en vasito desechable de plástico, con pasitas y espolvoreado con canela… una delicia.

Pero como mi vida es una tragicomedia y todo lo bueno acaba mal, mi último arroz con leche terminó, literalmente en el suelo, y no, no se me cayó el vasito, que eso hubiera sido triste pero nada más. No, el problema es que mi postre terminó en el suelo después de que ya me lo había comido. Un balonazo en el estómago durante el recreo hizo que el condenado arroz emprendiera su camino de regreso al lugar por donde había entrado, convirtiendo el momento en un desagradable caos, con niños gritando y corriendo y maestras buscando desesperadamente la manera de controlar la situación.

Desde aquel día mejor guardo mi distancia con el postre de arroz -y también con los balones- por no recordar tan traumática experiencia, así que si me preguntas “¿de dónde viene el arroz con leche?” pues la respuesta, para mi, es que viene del infierno.

Foto de Wesley Tingey en Unsplash
Foto de Wesley Tingey en Unsplash

Aromas de familia

Por: María Elizalde 

Hablar de arroz con leche, en mi caso, es regresar a mi infancia, a esos días en los que por las noches la casa se impregnaba del inconfundible aroma a canela, limón y leche, una de las pócimas mágicas que hacía mi mamá. 

Recuerdo bien que algunas noches -no importaba el día de la semana- mientras hacia tarea, estaba en mi cuarto o simplemente jugando con mis hermanas, llegaba de pronto ese aroma que me sacaba una sonrisa. A veces, esperaba para cenar, otras, bajaba a la cocina para estar a lado de mi mamá y simplemente observar cómo hacia un movimiento sutil con la cuchara a esa ollita en donde se cocinaba ese, que para mi, es manjar de dioses. 

Una vez listo, teníamos que esperar un poco para probarlo, “está muy caliente”, decía mi mamá. Después de una hora todo se disponía en la mesa para cenar en familia y ahí empezaba a personalizarse el arroz con leche. 

A mi papá le encantaba frío, así que comía poquito y dejaba que el arroz con leche reposara toda la noche para poder desayunarlo; a mi mamá le encantaba ponerle pasitas; mi hermana mayor le colocaba un poco de canela; y la menor y yo sacábamos un paquete de galletas María para acompañarlo. Era ese momento en el que el arroz con leche nos acompañaba por las noches, en donde platicábamos de nuestro día, reíamos, nos pasábamos los ingredientes que quería cada uno y dejábamos que terminara el día con ese sabor a casa, al cariño de mamá. 

¿Lo mejor de todo? Que nos íbamos a dormir con ese aroma especial, con el arroz con leche guardado en nuestros sentidos y nuestro corazón.  Como ves, para mi el arroz con leche -y otros postres que hacia mi mamá- es más que un postre, es un recuerdo feliz en donde todo se comparte, la familia se une y el día termina con un apapacho. 

Limón. Foto de Shutterbug75 en Pixabay
Limón. Foto de Shutterbug75 en Pixabay
Estas son nuestras historias del arroz con leche, cada una, como las recetas, es tan diferente como su creador, y si la segunda historia no te quito el apetito, aquí te dejamos una sencilla receta para que prepares tu propio arroz con leche.
    Arroz con leche: receta de familia - Chula Gula
    August 10, 2023

    […] Arroz con leche: de boca en boca compartimos contigo el origen de este postre muy mexicano, que de México realmente no tiene mucho, […]

    0
    0

    Deja tu comentario

    También te puede interesar

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    Gastrónoma de profesión y sibarita empedernida por decisión. He escrito mis vivencias en torno a la comida en diferentes medios especializados de gastronomía por más de diez años y confieso que ¡me ha encantado!

    Sobre mi

    Redes Sociales

    CATEGORÍAS

    Nuevos Artículos

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    suscríbete

    ENVIADO Ops! Algo salió mal
    Edit Template

    Encuéntranos en Instagram

    es_MXSpanish