Harry Potter y la Chula Navidad
Ogros, dementores, mortifagos y… ¿Navidad? Acompáñame a conocer la fiesta navideña más chula de todo el mundo mágico
Harry Potter, Navidad y el Gran Baile de Invierno
Foto de Junchen Zhou en Pexels

Me declaro fan de Harry Potter y todo el mundo mágico creado por J.K. Rowling. Recuerdo perfectamente cómo desde los 7 años, cuando leí el primer episodio de nuestro héroe con la cicatriz de rayo, dediqué muchas horas de mi vida en aprenderme de pe a pa todas sus aventuras. Debo haber leído cada libro por lo menos 3 veces, y ni qué decir de las películas, que no me alcanzan los dedos de las manos para contar las veces que las he visto.

Jugué con ramas como si fueran varitas mágicas, soñé con hacer un patronus en forma de un imponente animal, y sí, también hice el test para saber a qué casa pertenezco –soy Ravenclaw, por si tenías la duda-.

Pero de entre todas las escenas, de todos los capítulos, probablemente los que más haya disfrutado son aquellos que tienen que ver con la comida, y por alguna razón, también los que tienen que ver con la Navidad. ¿Te acuerdas de ellos?

El Gran Banquete

Si hablamos de comida en Harry Potter no podemos empezar por otra cosa que por el Gran Banquete. No por nada es parte de cada libro. Y aunque en realidad había suficientes alimentos en las largas mesas del Gran Comedor todos los días, ninguna comida era tan impresionante como la cena inaugural.

Sí, esa en la que Ron Weasley se atascaba con un pollo perfectamente dorado, y en la que aparecía el querido fantasma de Nick Casi Decapitado para asustar a los novatos.

El Gran Banquete Harry Potter
Simon Mumenthaler en Unsplash

Carne asada, chuletas de cerdo, salchichas, tocino, filetes, pastel de carne, papas hervidas, asadas, y fritas, pastel de Yorkshire, zanahorias, jugo de carne, salsa de tomate y bombones de menta son solo algunos de los cientos de platillos que aparecían mágicamente en la mesa para que todos disfrutaran de su primera noche en el Castillo de Hogwarts.

Pero aunque sí que se me antojaba cada vez que lo veía, este no era el único momento en donde se me hacía agua la boca tan solo de leer.

El Hogsmeade y Honeydukes de Harry Potter

Aunque hoy prefiero evitar los dulces porque ya estoy grandecito y tanto azúcar no le hace bien a mi cuerpo, cuando era más pequeño no tenía esas preocupaciones. Por eso esperaba, casi tan emocionado cómo los estudiantes del Colegio de Magia y Hechicería, el famoso paseo a Hogsmeade, el único pueblo completamente muggle free de toda Inglaterra.

Y es que en este lugar había mucho que hacer, y sobre todo, mucho que comer. Desde la taberna Cabeza de Puerco, donde se fundó el Ejército de Dumbledore, pasando por Las Tres Escobas, se dice que allí se sirve la mejor cerveza de mantequilla, hasta la tienda de té de Madame Tudipié… Ohhh… La magia de Harry Potter y la Navidad. 

Pero sobre todos estos hay un lugar en específico a donde todo niño -incluido Ron Weasley- soñaría con ir: Honeydukes, hogar de los dulces más extravagantes que uno podría imaginar, como ranas de chocolate, que literalmente saltan si no te las comes a tiempo, o las grageas de todos los sabores, incluido vómito, cerilla y tierra, y chicles superinflables.

No cabe duda de que este lugar sería el paraíso para cualquier amante del azúcar. Pero hay para mí un momento muy especial que se vuelve muy relevante en la cuarta entrega de la saga… 

El Gran Baile de Invierno

Es la Copa de los 3 Magos, uno de los eventos más esperados del mundo mágico y los muggles no tenemos ni idea de lo que está pasando: cuatro magos, uno de cada colegio y el pilón, Harry Potter, fueron elegidos para participar en el más mortífero de todos los torneos; deberán enfrentar sirenas, dragones y un laberinto asesino que no los dejara salir con vida fácilmente -y en efecto, uno no salió, pero para algunos la herida aún sigue abierta, así que dejemos al pobre Cedric en paz-.

El ambiente festivo -realmente no entiendo por qué, pues cada una de las pruebas pone en riesgo la vida de, por lo menos, los 4 magos participantes- se siente en el aire, incluso cuando Ron se pone su ridículo traje de gala heredado que lo hace parecer una pintura del siglo XVII.

Harry Potter y el Gran Baile de Invierno
Foto de RDNE Stock project en Pexels

Y es precisamente en el momento más humilde de Ron -o bueno, uno de muchos, porque si alguien tiene mala pata es él- cuando se hace presente uno de mis momentos favoritos de toda la saga: el Gran Baile de Invierno.

Sucede que este banquete de Harry Potter se celebra cada año el 24 de diciembre, en Navidad, y normalmente no asisten muchos, pues la mayoría de los alumnos regresan con sus familias para celebrar las fiestas decembrinas, pero en 1994 -es decir, en la cuarta entrega-, al tratarse del año en el que se celebró el torneo, no se encontraban ahí solo nuestros protagonistas, sino todos los alumnos del cuarto año en adelante, así como los invitados del Instituto Durmstrang y de la  Academia Mágica Beauxbatons. 

Es más, el evento de este año era tan importante que la mismísima banda de Las Brujas de Macbeth -yo tampoco sé quienes son, pero parece que en el mundo mágico son una sensación- apareció para poner ambiente.

El menú de invierno

Si, es cierto que más de un corazón se rompió aquella noche, y que más de uno terminó afectado por el embriagante efecto de la cerveza de mantequilla -que en realidad no tiene alcohol, pero vamos, estamos hablando de magia, así que nunca se sabe-. Pero más allá de la fiesta, no podemos olvidar que hay un montón de comida.

Además de los platos comunes del Gran Comedor, aparecen algunos especiales, como  pavo asado, y salchichas, y de postre, budín y crackers mágicos, unos pequeños paquetes que explotan con un estallido y humo de colores liberando una sorpresa que podía ir desde una rana de caramelo hasta un montón de ratones blancos.

Nada me gustaría más que vivir la experiencia de un Baile de Invierno en el mundo mágico, y por suerte, ahora lo podemos hacer, porque ya está en CDMX el Gran Baile de Invierno que estará disponible hasta el 21 de enero del 2024.

El Gran Baile de Invierno
Instagram Harry Potter Yule Ball Celebration
Y tú, ¿probarías la cerveza de mantequilla? Cuéntanos en los comentarios tu momento favorito en Harry Potter y qué otros libros y películas te gustaría que analizaramos.
    Tere Reynoso
    December 14, 2023

    A mí lo que siempre se me antoja son las ranitas de chocolate, pero me resultaría sumamente frustrante que justo antes de comerla,pegue un salto.
    Mi parte favorita de toda la saga es cuando forman el ejército de Dumbledore.

    0
    0
      Chula Gula
      January 11, 2024

      ¡Imagínate! Sí sería muy frustrante. Esa parte que mencionas, el ejército de Dumbledore, es épica. ¡Muchas gracias por dejarnos tu comentario! Es muy valioso para nosotros.

      0
      0

    Deja tu comentario

    También te puede interesar

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    Gastrónoma de profesión y sibarita empedernida por decisión. He escrito mis vivencias en torno a la comida en diferentes medios especializados de gastronomía por más de diez años y confieso que ¡me ha encantado!

    Sobre mi

    Redes Sociales

    CATEGORÍAS

    Nuevos Artículos

    • All Post
    • Colaboradores
    • Drinks
    • Entretenimiento culinario
    • Gastronomía
    • Recetas
    • Viajes
      •   Back
      • Restaurantes
      • Ingredientes
      • Antojitos
      • Gastronomía en el tiempo
      •   Back
      • Películas
      • Series
      • Letras deliciosas
      • Arte y cocina
      •   Back
      • Rodrigo Contreras
      • Paul Pérez
      • Jorge Hipolito
      • Jocelyn Díaz

    suscríbete

    ENVIADO Ops! Algo salió mal
    Edit Template

    Encuéntranos en Instagram

    es_MXSpanish